El Gobernador pidió que ningún dirigente nacional viaje a San Juan, pero mantendrá numerosas reuniones en la semana. Quiere jugar un rol de articulador de la unidad y vaticinó la disolución de Alternativa Federal.

«La fórmula Kicillof-Magario me parece una muy buena alternativa. Hablé con Axel y me contó cómo estuvo recorriendo la Provincia,», afirmó en la puerta de su domicilio antes de dirigirse a votar en la escuela de su infancia Antonino Aberastain.

Las declaraciones ratifican el giro de los gobernadores, que hace pocas semanas evitaban definiciones nacionales y coqueteaban con Alternativa Federal. En el caso de Uñac, incluso se llegó a mencionarlo como el posible Vicepresidente de Lavagna, cosa que niega rotundamente. «Roberto es un gran dirigente, pero mi destino está en el Partido Justicialista», subrayó.