«Es innegable el impacto nacional de esta elección, ahora iniciaremos conversaciones con todos los sectores», aseguró. Antes había elogiado a Kicillof y anticipó un encuentro con Alberto Fernández.

«Es innegable el impacto nacional de esta elección. Me han llamado de todos los espectros políticos, desde Massa, a Urtubey y Schiaretti. Ellos son Justicialistas y considero que está abierto el diálogo», agregó, sabiendo que su buena llegada a los dirigentes peronistas más reacios al kirchnerismo será vital para evitar nuevas divisiones en el espacio opositor.

«Sería muy importante que Sergio participe de esta convocatoria, todos reconocemos su trayectoria desde sus momentos como intendente de Tigre», destacó sobre el caso que despierta los mayores interrogantes.

Estas inminentes negociaciones descartan por completo cualquier cambio en la fórmula anunciada por la ex presidenta, cosa que Uñac se encargó de confirmar públicamente en dicha conferencia. Recordemos que fue uno de los primeros caciques provinciales en apoyar este binomio, valorando el «gesto» de Cristina de «dejar sus ambiciones de lado en pos de un proyecto en común».

Desde temprano, ratificó su «excelente relación» con Alberto Fernández, con quien conversó el último viernes y acordaron reunirse esta semana en Buenos Aires, con foto incluida. Para sorpresa de muchos, también respaldó la candidatura bonaerense de Axel Kicillof, uno de los referentes de Unidad Ciudadana que genera más ruido entre los gobernadores.

«Primero la patria, luego el movimiento y por último los hombres y las mujeres» fue una de las frases más destacadas en su discurso desde la sede del partido, que tuvo una fuerte impronta peronista. «Este partido ha escrito y seguirá escribiendo las páginas más doradas de la historia de los sanjuaninos y de los argentinos», afirmó, antes de que suene la famosa marcha que en general no suele escucharse en los actos de la ex presidenta.