Nicolás De La Cruz realizó un gran papel en el amistoso que River le ganó por 5-1 a Chivas de Guadalajara. El uruguayo marcó un doblete -golazo de tiro libre incluido- y dejó muy conforme a Marcelo Gallardo.

Sin embargo, no todas fueron buenas noticias para el volante ofensivo. Es que, horas después del encuentro en San Diego, se confirmó que terminó con una molestia. De acuerdo al parte médico del club, padece una sinovitis en la rodilla derecha.

Por precaución, el cuerpo técnico y médico del Millonario coincidieron en que lo mejor es que el charrúa realice trabajos diferenciados en los próximos entrenamientos que se desarrollarán en la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles).