Tras haber igualado 1-1 en los 90 minutos, La Banda venció por 5-4 en los penales a Gimnasia y Esgrima de Mendoza, en el estadio Parque La Pedrera. De esta manera, los dirigidos por Gallardo clasificaron a los octavos de final de la Copa Argentina 2019. 

Esta noche, en Villa Mercedes (San Luis), River debió afrontar un duro desafío: disputar su primer encuentro oficial del segundo semestre nada menos que en un compromiso de eliminación directa.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo chocan con Gimnasia y Esgrima (Mendoza), en el estadio Parque La Pedrera, por los 16vos de final de la Copa Argentina 2019. Dicho certamen es muy importante para el Millonario, ya que al campeón le otorgarán el pase directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020.

El inicio del partido fue muy parejo. River intentó salir jugando del fondo, mientras que los dirigidos por Diego Pozo apostaron por presionar para tratar de provocar el error de la defensa. Y así fue cómo lograron acercarse al arco.

El elenco del Muñeco manejó los hilos del partido, pero le costó mucho llegar con pelota dominada al área del rival y careció de afinidad. Para colmo, por momentos no tuvo inspiración para poder elaborar alguna buena jugada en ofensiva.

Ya en la segunda parte, La Banda cometió errores a la hora de salir jugando y sufrió demasiado. En primer lugar, Fabrizio Angileri le cometió una clara falta en el área a López y Andrés Merlos no dudó en cobrar penal. De todos modos, Lux terminó salvando al Millo con una estupenda atajada.

A pesar de la vida que Poroto le dio al equipo, los dirigidos por Pozo volvieron a tener una chance clara. En esta oportunidad fue por medio de Tadeo Marchiori, que tras un contragolpe desaprovechó un mano a mano con un remate que se fue muy desviado.

Un instante más tarde, a los 66 minutos, Exequiel Palacios encontró una pelota en el área de los mendocinos y metió la cabeza para poner el 1-0 a River en el estadio Parque La Pedrera.

Pero la ventaja para los de Gallardo duró muy poco: cuatro minutos después del gol de Palacios, y tras un descuido en un córner, Renzo Vera metió un cabezazo y decretó el empate de Gimnasia.

El partido terminó en penales donde River sacó la ventaja, tras un penal mal ejecutado por Brian  Andrada que dió en el travesaño. El encargado de ejecutar el último penal para darle el pase a River fue el joven Benjamín Rollheiser. Ahora los de Gallardo enfrentaran en Octavos a Godoy Cruz de Mendoza.