El militante de una organización barrial cordobés que vulneró la seguridad presidencial e insultó a Mauricio Macri cara a cara decidió romper el silencio. En diálogo con radio Continental Córdoba, dijo que su reacción fue «espontánea y fortuita» y reafirmó: «No me arrepiento».

El agresor fue identificado como Claudio Leonardo Turi y es integrante de «La Barriada».  «No soy militante kirchnerista», resaltó el hombre, quien aprovechó para justificar la forma en la que se dirigió al presidente y relatar cómo terminó de frente a Macri.

 

«Fue una situación fortuita. Salíamos de una reunión en la casa de mi hija, que vive ahí cerca. Estaba cortada la calle. Comenzaron a decir que estaba el presidente, justo abren una puerta y sale el gobernador (Juan Schiaretti). Me saqué una foto con él. Nadie me paró, seguí sacando fotos y nadie me paró», contó.

 

En ese sentido, agregó que en un momento se dio vuelta y se encontró de frente con el jefe de Estado. «Respecto del exabrupto, cualquier ciudadano que está viendo la situación que está pasando nuestro país hubiera hecho lo mismo. No fue una expresión preparada», justificó.

Entre otras cosas, Turi contó qué hace dentro de la organización en la que milita. Dijo que se trata de una asociación sin fines de lucro que asiste a personas en situación de calle.