La fiscal se refirió a la posible condena que podrían tener los médicos. «Pueden seguir ejerciendo hasta que sean llamados a declarar», aclaró.
El traumatólogo que le amputó la pierna equivocada a la jubilada responsabilizó a otro médico.Tras el secuestro de la historia clínica de la paciente Madgalena Leguizamón, la jubilada a quien le amputaron la pierna equivocada en el Nuevo Sanatorio Berazategui, la fiscal a cargo del caso adelantó la pena que podrían recibir los dos médicos que intervinieron en la operación. Además, aclaró que a pesar de estar imputados por «lesiones culposas», pueden seguir ejerciendo la profesión.

«La pena en expectativa es la que establece el art 94 del Código Penal que establece las lesiones culposas por negligencia o imprudencia en el arte o profesión. Tiene una pena de prisión de un mes a tres años, que puede ser alternativa con la multa. Y una pena de inhabilitación de un año a cuatro años», explicó la fiscal Karina Santolín, sobre la posible condena a los dos médicos que le amputaron una pierna sana a una mujer de 66 años internada por complicaciones derivadas de la diabetes.

Los médicos

Se trata de Rafael Mariano Rico, el cirujano que dio la orden de llevar adelante la operación, y Gonzalo Cardozo Monterino, el traumatólogo que realizó la amputación de la pierna equivocada. De acuerdo a Santolín, los responsables del procedimiento declararán luego de que se realicen las pericias médicas y mientras tanto depende de la clínica si continúan o no atendiendo.

Además, informó a TN que no mantuvo ningún tipo de contacto con las autoridades del Sanatorio y que «no le consta» que en la historia clínica haya un informe realizado por otro sanatorio que exprese que no era necesaria la amputación. «Habría que hacer una junta médica para determinar eso», remarcó.