Es la norma que prohíbe candidatos condenados. Cambiemos confirmó el plenario de comisiones para el martes previo a las elecciones y muchos diputados no quieren ir.

En uno de los años con menor actividad legislativa que se recuerde, las comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales de Diputados convocaron a un plenario para el martes, cinco días antes de las elecciones primarias.

El marcista Pablo Tonelli y el radical Diego Mestre intentarán acordar un proyecto de ley para prohibir que haya candidatos condenados en segunda instancia, conocido como la ley de «ficha limpia», que ya rige en Brasil e impidió a Lula Ignacio Da Silva enfrentar a Jair Bolsonaro. Cambiemos la impulsa desde que Macri está en la Rosada, logró un dictamen pero nunca lo llevó al recinto.

 

Aquel despacho sumó votos del Frente Renovador de Sergio Massa, que acompañó la primera parte de la agenda de leyes anti corrupción del Gobierno y sus diputados, el martes, deberían explicar si continúan compartiendo esas ideas con el macrismo y si es así cómo evalúan las detenciones de los ex funcionarios de Cristina Kirchner, compañera de fórmula de Alberto Fernández.

Ese habría sido el objetivo de la convocatoria y este miércoles, massistas, kirchneristas y peronistas, con el oficio de la citación en sus manos, evaluaban cómo hacer para no quedar expuestos a una incómoda foto de campaña pocos días antes de votar, la mayoría aún no tenía definido si iba a viajar a Buenos Aires para ayudar con el quórum.

Los diputados del massismo y el peronismo federal no están convencidos de prestarse el debate y quedar expuestos a un escrache. Cambiemos ya tiene su proyecto.

«Es una estrategia de campaña, clara, y no sé si quiero prestarme. Hasta el lunes no lo defino», los diputados de Argentina Federal, el bloque de los gobernadores, que integra ambas comisiones y recibió la citación.

La fecha elegida es complicadísima para los que están en campaña, como el salteño Pablo Kosiner, candidato a renovar su banca en la boleta de Juan Manuel Urtubey, porque debería cancelar su última semana de proselitismo.

Lejos de contemplar esos casos, Tonelli y Mestre ya escribieron un borrador para proponer el martes, sin finalmente consiguen quórum, para lo que también necesitarán confirmar a sus compañeros. Un dato: muchos radicales habrían influido para que el dictamen quedara cajoneado, sobre todo después de las sucesivas condenas contra su correligionaria Aída Ayala, en la justicia chaqueña.

La ley que propondrán consiste en prohibir que se presenten como candidatos los condenados en segunda instancia por los delitos de cohecho y tráfico de influencias; malversación de caudales públicos; y negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas.

También a los acusados por exacciones ilegales; enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados; encubrimiento; fraude en perjuicio de la administración pública; traición y delitos que comprometan la paz y dignidad de la Nación.  O sea, no habría ex funcionario kirchnerista capaz de presentarse a elecciones alguna vez.  Muchos no quieren escuchar ese ejemplo. Al menos el martes.

Fuente: Política Online