La industria que se encuentra en Cruz del Eje, Córdoba, decidió no abrir y los obreros exigieron respuestas. «No queremos que nos despidan» expresaron.

La peor desgracia que le puede tocar a un trabajador. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, la planta industrial de Zanella, ubicada en Cruz del Eje, Córdoba, cerró sus puertas este lunes y dejó sin empleo a más de 40 trabajadores que decidieron protestar en la puerta de la fabrica.

Según lo publicado por MinutoUno, la firma de motos ya había cerrado su planta de Mar del Plata y sólo quedan en funcionamiento la de Caseros, en el conurbano bonaerense, y la de San Luis.

«La empresa viene cursando un procedimiento preventivo de crisis desde hace más de dos meses con suspensiones de trabajadores y con la intención de pagar aguinaldo e indemnizaciones en cuotas. Mientras estábamos negociando, de manera intempestiva la semana pasada intentó despedir a 20 personas por lo que el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria», explicó el titular regional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Rubén Urbano.