Elena Pura Boente prestó testimonio en la causa que investiga la compra del emprendimiento propiedad de Osvaldo Bochi Sanfelice, socio de Máximo y denunciado por supuesto testaferro de la expresidenta.

La Justicia avanza con su investigación sobre el Hotel Waldorf y espera el resultado de una pericia contable que podría arrojar certezas sobre dos grandes interrogantes: quién es el verdadero dueño y si existen maniobras de lavado de dinero detrás del establecimiento que compró en 2009 el histórico socio de los Kirchner, Osvaldo “Bochi” Sanfelice, que para Margarita Stolbizer y su abogada, Silvina Martínez, es testaferro de Cristina.

Mientras tanto, el expediente a cargo del juez Daniel Rafecas sumó el 5 de agosto un testimonio clave: Elena Pura Boente, exsocia del Waldorf, declaró que cuando preguntó a quiénes se les iba a vender el hotel, le respondieron: «A los Kirchner». A su vez, deslizó que, inicialmente, el emprendimiento iba a pasar a manos de Valle Mitre, empresa de Lázaro Báez, aunque luego fue Sanfelice el que se quedó con el proyecto.

El testimonio de Boente no es uno más: era, junto a su familia y otros dos socios, accionista del hotel, que luego fue vendido a Manuel Vázquez y José Luis Civez. Meses después, estos se desprendieron de la firma, que recayó en el supuesto testaferro presidencial.

«A fines de enero de 2009, Eduardo (apoderado y mano derecha de Cives) me pide de tomar un café. En esa charla, textualmente me dice: ‘Elena hay mucha confianza entre nosotros y esto es entre vos y yo. Si lo ves a Cives en Madrid, si no te saca el tema, no le digas nada'», comenzó en su relato la mujer, que explicó que por aquel entonces debía viajar a Europa para participar de una feria de turismo y que, pese a haberse desprendido de sus acciones, acordó su continuidad en la empresa como gerenta general.

Y continuó: «Luego de eso, me cuenta que el hotel estaba en proceso de venta, yo me sorprendí porque había pasado poco tiempo desde la llegada de Cives, 18 meses, entonces le pregunté a quiénes le iban a vender el hotel y él me responde textualmente: ‘A los Kirchner'».

Su declaración, coincide, en parte, con la de Víctor Manzanares, histórico contador de los Kirchner, arrepentido en la causa de los cuadernos, que señaló que «cree que el hotel es de la familia K» y afirmó que el exmatrimonio presidencial le había encargado la tarea de controlar a Sanfelice en ese emprendimiento.

Así las cosas, en febrero, Boente vuelve a reunirse con Hosftadter y le consulta por la venta del hotel. «Me dijo que me quede tranquila que el hotel seguramente iba a pertenecer al grupo Valle Mitre», sostuvo en su testimonio. Se trata de la firma que Lázaro Báez creó para administrar tres hoteles de Cristina Kirchner.