La actividad económica cayó 2,6% en el primer semestre del año, en relación con igual período del año pasado, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Este resultado se obtuvo luego de que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) cerrara en junio sin cambios respecto de igual mes del 2018, y con una baja de  0,4% en comparación a mayo.

La producción agropecuaria -con una cosecha récord tras la peor sequía de los últimos 50 años-, la petrolera de Vaca Muerta y la mayor utilización de transporte asociada con estos rubros permitieron cerrar junio en equilibrio estadístico respecto de igual mes del año pasado.

Pero debido a la reciente devaluación del peso y a la caída en los mercados, tras la derrota del Gobierno en las elecciones primarias del 11 de agosto, advierten que la actividad económica sufrirá un brusco retroceso en los próximos meses.