Para muchos hombres sanjuaninos, la barbería ya es una parada obligada al menos cada dos semanas o un mes.

Fernando Andrés como le gusta que le llamen, “el Barbero” de la Plaza España. No se trata sólo de emprolijar la barba y el pelo con una simple afeitadora, sino de toda una experiencia que incluye el uso de cremas, toallas calientes, un libro, un café o un trago de por medio y tiempo para “dedicarse a uno mismo”, dicen los profesionales de la navaja.

Al mejor estilo de las grandes ciudades, donde Fernando es parte del paisaje urbano, alguien dijo que “las crisis siempre son una oportunidad de crecer”, vive en el departamento de Pocito, es papá y casado con Gabriela, nos comenta que tomo esta determinación de armar su negocio en la plaza: “estaba sin trabajo, y decidí venir a este lugar a hacer barbería, y como ya se el oficio, y no puedo pagar un lugar, y bueno por el momento estoy acá”, indico     

Cuando  decidió instalarse en la Plaza España, es que la mayoria de sus clientes concurre al
Centro Cívico, y también  circula gran cantidad de personas.