El Papa Francisco  manifestó este domingo su preocupación por los «vastos incendios» que arrasan con la Amazonia, la cual consideró «un pulmón forestal vital» para el planeta y pidió que las llamas sean «controladas lo antes posible».

«Recemos para que, con el esfuerzo de todos, sean controlados lo antes posible. Ese pulmón forestal es vital para nuestro planeta», afirmó el pontífice desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y tras el rezo del Ángelus, según consignó la agencia de noticias EFE.

Estos incendios están también entre los temas centrales de la cumbre del G7, que está celebrándose en Biarritz (Francia). En ese sentido, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, puso en duda el pasado sábado la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur si Brasil no combate el siniestro.