Ante versiones que tomaron domino público, que dan cuenta de la demolición del Solar Sarmiento, última morada de Domingo Faustino en la República del Paraguay, el ex gobernador sanjuanino, José Luis Gioja.

Gioja, salió al cruce de los trascendidos: «No sabemos de dónde sale ese rumor» respondió tajante Gioja ante la consulta periodística y agregó que «sabemos que en el predio donde vivió sus últimos días Domingo Faustino Sarmiento, además de su casa, funcionaba una escuela, la que, a pesar de nuestros reclamos por preservarla, el gobierno argentino este año decidió su demolición; pero la vivienda donde murió Sarmiento está tal cual él la dejó en 1888«.

Gioja además aclaró que «una persona de mi equipo de colaboradores, la doctora Nilda Ferreyre, se trasladó a Paraguay el martes para integrarse al Grupo de Trabajo Binacional que estudia la restauración y puesta en valor de la casa donde falleció Sarmiento«.

De esta manera, el exgobernador de San Juan desestimó los rumores de la demolición de la casa donde murió Sarmiento y sostuvo que «como argentinos y como sanjuaninos tenemos el compromiso de preservar para la posteridad ese predio, porque Sarmiento y su legado trascienden las fronteras de la Argentina y de Latinoamérica; Sarmiento es patrimonio de la humanidad«.

La Comisión Binacional dedicada a restaurar y poner en valor el Solar Sarmiento en Asunción de Paraguay estuvo integrada por el Embajador argentino en Paraguay, Héctor Lostri, Rubén Capdevila, Ministro de Cultura, Natalia Antola, Directora General de Patrimonio Cultural y Félix Toranzos, Director de Museos, los tres del Gobierno del Paraguay; y por Argentina, Teresa Anchoren, Presidenta de la Comisión de Museos y Monumentos, Fabio Grementieri, Comisión de Museos y Monumentos y Nilda Ferreyra, Asesora del Diputado José Luis Gioja.