Esta es la dura historia de Claudio Ramos, es de San Francisco, Córdoba, decidió retomar los estudios.

Con 38 años retomó la primaria para conseguir un trabajo digno. Mientras tanto, junta plata lavando autos con Aníbal, un amigo que “para” con él frente a la iglesia. “A veces usamos lo que ganamos para el almuerzo aunque, en general, intentamos ahorrar. La plata me la guardo para volver a alquilar algo cuando consiga un trabajo”, destaca.

Asegura que solo capacitándose va a obtener un buen trabajo. “Acá hay un parque industrial grande, funcionan varias fábricas pero en todas piden tener el colegio terminado. Por eso arranqué con las clases”, explica.

«Yo sé cómo es, nadie te da un abrazo, nadie te valora, todos te discriminan por cómo estás vestido. ¿Entendés? Yo sé lo que es tomar frío y pasar hambre, acostarte solo y levantarte solo,  no hay vida así, pero se puede empezar todo de cero. Eso me dije, podés empezar todo de cero, la vida sigue y hay que darle para adelante varón, mirá el cielo,«concluyo.

Está cursando en la escuela nocturna J. B. Iturraspe. Dice que su materia preferida es Historia y que le resultan difíciles las divisiones.

Fuente:clarin.com