«Un Sábado Para Mi País» es el nombre de la campaña impulsada por jóvenes de Cambiemos, que afirman que todos los fines de semana previos a los comicios saldrán a hablar con los vecinos «con el único y puntual objetivo» de llegar a segunda vuelta.

La elección general que se desarrollará el 27 de octubre, la juventud macrista tucumana comenzó una campaña por los barrios de la provincia, con el objetivo de que el presidente Mauricio Macri revierta la dura derrota de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorios (PASO) y alcance el balotaje ante Alberto Fernández.
Con un video de poco más de dos minutos Nicolás Mirande, como se presenta el militante de Cambiemos protagonista del clip, explica que todos sábados que restan para los comicios saldrán a convencer a los vecinos para que reviertan su voto «con el único y puntual objetivo» de alcanzar la segunda vuelta en noviembre.

También dijo: «comenzaremos a salir cada sábado después de las PASO para hablar con los vecinos de diferentes barrios y decirles que no dejemos que el peronismo nos robe nuestro futuro y el de nuestros hijos. La gente con la que hablamos nos escuchó y muchos repensaron su voto», asegura este abogado tucumano que deja en claro su postura antiperonista, con críticas a Cristina Fernández y Juan Manzur.

Y agrega: «En esta elección no sólo compiten dos posturas políticas sino que se trata de una lucha por los valores que queremos para nuestra sociedad. De un modo de vida, y sobre todo de que siga existiendo la República», señala Mirande, coincidendo con el lema de la marcha que el macrismo realizó en Tucumán y el resto del país el pasado 25 de agosto.

Hasta el 27 de octubre restan ocho sábados, en lo que los militantes macristan deberán revertir los más de 325.000 votos que el Frente de Todos le sacó a Juntos Por el Cambio en los primarias del pasado 11 de agosto.