La protesta comenzó a las 10 de la mañana en las avenidas 9 de Julio y de Mayo, donde se encontraron el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) más el Frente Popular Darío Santillán, la Corriente Nacional MTD Aníbal Verón y la Federación de Organizaciones de Base FOz. Luego, por la tarde, se concentraron en esas mismas calles organizaciones sociales como el Polo Obrero y Barrios de Pie.

Este grupo de movimientos sociales se congregó desde las 15 en las avenidas 9 de Julio y Avenida De Mayo, y luego se instalarán en inmediaciones de Desarrollo Social, en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, donde hace una semana establecieron un campamento en base a las mismas demandas.

En medio de la protesta, se registró un violento enfrentamiento entre manifestantes y efectivos de la Policía de la Ciudad. El conflicto incluyó peleas cuerpo a cuerpo, con elementos contundentes y gases lacrimógenos y la detención de al menos cuatro personas. Además, hubo varias personas heridas.

Los incidentes comenzaron algunos integrantes de las columnas de manifestantes pretendían interrumpir el Metrobús, que igualmente quedó cortado transitoriamente, hasta que se garantizó la apertura de esa vía de circulación para colectivos.

Si bien se expresó que los policías iban a permitir el acampe, manifestaron que no podían permitir el corte del Metrobús y, en ese momento, comenzó el conflicto.

Tras el enfrentamiento, el referente del Polo Obrero Eduardo Belliboni denunció que la policía «tenía orden de reprimir» y confirmó que «hay detenidos y compañeros en el hospital».

Uno de los detenidos fue identificado como Claudio Gabriel Contreras, quien tiene antecedentes por «atentado y resistencia» en una marcha en el marco de una protesta de grupos de izquierda contra la extradición de Facundo Jones Huala. Tras el violento enfrentamiento, los manifestantes se dirigieron a acampar frente al Ministerio de Desarrollo social.

Fuente: Crónica