El empresario mendocino contó que el Presidente lo presionó con un ministro para que se desprendiera de una licencia que tenía comprometida con Clarín. Cuando alguien se mete con mi libertad o mi familia, para mi pasó el límite», dijo

  • El propietario del Grupo América, Daniel Vila, rompió anoche el silencio y dejó con la boca abierta a todos cuando denunció presiones por parte de Mauricio Macri. Según la palabras del empresario, el Presidente “lo mandó al ministro (Oscar) Aguad a meterme una denuncia penal” para resolver la tenencia de una licencia.

“Cuando le devolví el espectro, me mandó un whatsapp diciéndome que ya le había dado instrucciones al Procurador para que dejara sin efecto la denuncia penal”, explicó Vila durante el programa Animales Sueltos, que conduce Alejandro Fantino en América TV.

“Macri asumió un compromiso conmigo. Cuando él asume, me pide que la empresa que yo represento, Supercanal Arlink, le devolviera al Estado el espectro. Nosotros estábamos en una situación de conflicto, había unas medidas judiciales que paralizaban el espectro y él me pidió que se lo reintegrara, que lo devolviera, porque lo tenía comprometido con Clarín”, relató Vila.

A partir, el mendocino contó que su relación con el mandatario terminó: «Nunca más volví a intentar acercarme a Macri, porque uno en la vida tiene que tener límites y los míos son: no me meto con la familia de nadie, ni con la libertad de nadie. Cuando alguien se mete con mi libertad o mi familia, para mi pasó el límite».

En otro tramo de la entrevista, Vila explicó que había quedado “defraudado” por Cambiemos. “Estaba convencido de que Macri podía cambiar las cosas; deposité la confianza en Macri. La palabra no es desilusión, no me siento desilusionado, me siento defraudado por este Gobierno”, comparó.