Estos valores marca que en el último año hubo 320.000 nuevas personas sin trabajo. En tanto, hay un total de 2.530.000 que trabajan, con una carga horaria mínima, y pretenden trabajar más.

Por su parte, en las diferentes regiones, el Gran Buenos Aires presentó la mayor cantidad de personas, un 11,8%, sin empleo al tiempo que el Noreste tuvo el índice de desocupación más bajo del país, con un 3,7%.