Así lo afirmó en una rueda prensa además informó que Julián Gil todavía no le ha dado información respecto a las cuentas del municipio.

La intendenta electa de Caucete se mostró preocupada por no tener información sobre las cuentas del municipio que asumirá a partir del próximo 10 de diciembre y y apuntó al actual intendente Julián Gil por no tener la voluntad de reunirse para informarla sobre el municipio que le dejará para que administre.

“Tiene que existir esta auditoría vamos a ver desde donde y hasta cuándo porque los cauceteros  se merecen claridad en cuanto al uso de los fondos públicos y esto da tranquilidad también para la gestión de Gil y la que tengamos nosotros y así para que estemos todos en paz», explicó en una rueda de prensa la intendenta electa.

Por su parte remarcó que Gil no le pasa información sobre el municipio que va a manejar desde el 10 septiembre.

“Es el diálogo para saber con qué nos vamos a encontrar nosotros en la gestión además para tener en claro como es el uso de los fondos públicos tanto para quien lo deja como para quien lo asume. Pero lamentablemente no he tenido ninguna llamada del intendente actual para hablar de este tema pero si no me llama el voy a tener que propiciar esta reunión”.

En tal sentido Rosas desde su lugar de concejal ha hecho pedidos de informe, más que nada para “saber si municipio ha contraído alguna deuda a la que no ha podido hacer frente y quiero saber qué es lo que me va a dejar financieramente en el municipio la gente gestión de Julián Gil.

Por ello también Rosas desde el concejo ha armado de una comisión investigadora, en este caso para saber sobe un tema puntual según señaló: el matadero municipal.

Al respecto contó que este “se cerró hace un tiempo atrás y hubo una presentación por parte de quién era el encargado del matadero poniendo en duda cómo se había manejado el cierre en cuanto a los bienes patrimoniales del municipio frente a esto se solicitó un informe ejecutivo y se crea una comisión investigadora en pos del resguardo de estos bienes”.

 

Recategorización de empleados

En este sentido hay rumores de que Gil aumentó de categoría a algunos empleados de formas que no serían las debidas, y por ello Rosas comentó que “hemos podido tener acceso desde el consejo  a algunos decretos pero no una cuestión formal, por eso pedimos un informe al ejecutivo y no se nos ha respondido. El concejo deliberante ha tomado medidas en todo lo que tiene que ver con compromisos asumidos a través de la ley de responsabilidad fiscal que estamos adheridos con municipios.

Al respecto detalló que  en Caucete hay  “390 empleados de planta permanente según lo informado por el encargado de personal en el Concejo Deliberante, pero son muchos más los PIL pero no tenemos un número exacto porque los listados que nos han llegado al Consejo son variados”. En ese marco explicó que los PIL 2son empleados de un programa de integración laboral departamental y reviste un carácter como si fuera una beca”.

En tanto a si se harán recambios en el personal municipal la intendenta electa indicó, “lo vamos a evaluar a partir del 10 de diciembre y por supuesto tienen que ser las personas que realmente trabajan en el municipio y que estén comprometidos a sacar adelante el departamento”.

 

“Las persona que cobran y no trabajan por supuesto que dejarán de cobrar”