MASACRE: MATÓ A SU EXNOVIA A SU PAREJA Y A TODA SU FAMILIA

Estaba celoso porque su expareja había reconstruido su vida después de rompieron dos meses atrás. El echo fue en Australia

La mañana de la ciudad austríaca de Kitzbühel se vio conmovida. La bandera negra que lucía el ayuntamiento fue el signo que alertó sobre la tragedia: un quíntuple crimen cometido por un desquiciado, identificado como Andreas E., que no soportó la ruptura de su pareja, hace dos meses, y que la joven haya reconstruido su vida con un nuevo novio. Por eso, en un ataque de celos, asesinó a su ex y a todos sus allegados. Después, confesó y se entregó a la policía.

«El hombre, de 25 años, puso una pistola y un cuchillo en el mostrador, alegando que acababa de matar a cinco personas», reveló Walter Pupp, jefe de la Oficina de la Policía Criminal del Estado federal de Tirol. De inmediato, las autoridades se trasladaron hacia el lugar de los hechos y comprobaron que la matanza había sido real.

En la vivienda de la ciudad alpina, famosa por sus pistas de esquí, los uniformados hallaron cinco cadáveres. Eran los de la ex novia del asesino, Nadine, de 19 años, los padres de la joven, el hermano y su actual novio, de 24. De acuerdo con los primeros informes, el apresado habría actuado por celos.

Discusión y drama

La locura del detenido habría comenzado el sábado, cuando se encontró con su ex, quien estaba con su nueva pareja. Tuvieron una charla que se tornó en discusión y que el criminal no pudo tolerar.

Horas después se presentó en la casa de la familia, pero el padre de la joven, de nombre Rupert y de 59 años, no lo dejó entrar y le pidió que se retirara. Entonces, se fue a buscar un arma y, al regresar, mató al hombre de un disparo. «Se fue a casa y consiguió la pistola de su hermano», señaló el vocero policial.

Las siguientes víctimas fueron el hermano de su ex, Kevin, de 25 años, y la madre, Andrea, de 51. Entonces, subió por un balcón a la habitación de la chica y la fusiló, al igual que al novio. Después, se entregó a las autoridades.

El homicida, «conocido por ser una persona tranquila», que no tenía antecedentes criminales y del que «no se podía esperar» un acto violento, «admite su culpa y se muestra arrepentido«, explicó Pupp.

Tras los interrogatorios, el hermano de Andreas E. reveló que el arma lo tenía de manera legal y que desconoce cómo hizo el criminal para acceder a la caja fuerte en la que la conservaba.

Conmoción

El alcalde de Kitzbühel, Klaus Winkler, expresó su consternación por la «atrocidad» cometida en la ciudad. «Tanto la familia de la víctima como la del presunto autor son personas respetadas en Kitzbühel», expresó.