Una verdadera secuencia de película de terror se vivió en un potrero de la ciudad de Neuquén, donde un grupo de chicos que estaban por jugar un partido de fútbol se vieron amenazados por al menos diez balazos que fueron disparados a metros del lugar.

El hecho ocurrió en horas del mediodía en la canchita del barrio Melipal cuando los equipos Estrella del Melipal y Z1 hacían un minuto de silencio por la muerte del intendente de la ciudad, Horacio Pechi Quiroga.

En el video, puede escucharse a una madre que comienza a gritar «Tienen pistolas, chicos corran», lo que generó la corrida de los nenes y padres presentes. De manera casi inmediata, se escuchan disparos, aldededor de 10 detonaciones.

De acuerdo con lo publicado por el portal LMN, no hubo heridos y es intensa la búsqueda de un conocido delincuente del sector conocido como el Rulo López a quien los vecinos identificaron.