Fue ayer en la tarde, mientras se realizaba la misa.

La  comunidad religiosa de la iglesia de Santa Bárbara en Pocito está consternada y aterrada por el lamentable  hecho que  copurrió en la tarde de este domingo cuando se robaron  $25.000 recolectados gracias a la limosna que aportan los fieles, no saben si fue un sólo delincuente o si eran varios.

Los malvivientes no forzaron las puertas, por lo que se cree que sería alguien que conocía la rutina diaria en el lugar ya que ingresaron a la oficina y sacó el dinero de un cajón en el que siempre se guarda.

El personal  de la Comiaría 7º donde se radicó la denuncia  ya trabaja en la la investigación correspondiente. En el trascurso del día van a revisar las cámaras de seguridad de la zona para buscar al autor o autores del hecho