Es una casa conocida porque allí funcionaba un kiosko, justo atrás de la biblioteca Franklin. No vivía nadie en el lugar.

En la tarde del lunes, un incendio se produjo en el interior de la vivienda situada en Capital, en las cercanías del Museo de Bellas Artes y cuya propiedad es de un policía que presta servicios en el Comando Radioeléctrico, quien habría manifestado que el fuego fue intencional, provocado por un ladrón que no logró robar.

Personal de Bomberos del Cuartel Central acudió al domicilio que tenía la habitación que daba al fondo en llamas, ubicado sobre calle Laprida, y rápidamente controlaron el fuego, que hasta el momento se desconoce la causa que lo generó, según informaron fuentes policiales de la Comisaría 4ta con presencia en el lugar de los hechos.

incenSegún el policía el fuego ocurrió por obra de uno o varios delincuentes que al ingresar a la vivienda y descubrir que no había elementos de valor decidieron prender fuego las instalaciones. El único daño que hubo fue la pérdida de papeles y documentación en el cuarto que se quemó.

Fueron los mismos vecinos los que alertaron a las autoridades sobre el voraz incendio, que al principio se creyó que se originó por una falla eléctrica. Sin embargo, tras las sospechas de los damnificados, se investiga el motivo real que se establecerá con la pericia de bomberos