Ayer al rededor de las 6 de la tarde el personal penitenciario fue alertado por otros internos del pabellón 2 de que el hombre estaba muerto.

El fallecido es Franco Sotayán, el padre biológico de Yuliana Del Valle Sotayán, le bebé de seis meses que murió después de que su padrastro,Jesús Salazar,  golpeara su cabeza contra un ventilador de techo, mientras jugaban, lo que causó una lesión en la bebé que culminó conque perdiera la vida. Sotayán estaba preso en el Penal de Chimbas por un delito de flagrancia desde diciembre del año pasado y no pudo estar presente cuando sucedió lo de su huja.

El papa biológico estaba preso mientras le sucedió el fatal accidente a su hija por eso se maneja la hipótesis de que se haya quitado la vida al no superar ese mal trago de perder a su bebé, lo que deberá ser analizado y confirmado o no por la policía.

El hecho ocurrió en el pabellón 2 del sector 4, el de máxima seguridad. Según fuentes judiciales, el joven se habría suicidado. Atravesaba una fuerte depresión luego del fallecimiento de su pequeña hija. El hombre que mató sin querer a la bebé fue puesto en libertad al constatarse su inocencia.

Las autoridades policiales fueron puestas en conocimiento por parte del personal del servicio carcelario y efectivos de Comisaría 30ª al mando del comisario Fernández se hicieron presentes en el Penal para llevar a delante las medidas judiciales de rigor. Personal de Criminalística también intervino para el levantamiento del cuerpo y posterior traslado a la Morgue Judicial para la realización de la autopsia correspondiente.