La demanda en los supermercados acumuló 14 meses consecutivos en baja. El último resultado positivo fue el de junio del año pasado.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec ) informó este miércoles que las ventas en supermercados registraron en agosto una caída interanual de 7,3% y las de los autoservicios mayoristas, de 10%.

“Las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, durante agosto de 2019, sumaron un total de 24.344,8 millones de pesos, lo que representa un incremento de 3,2% respecto al mes anterior y una caída del 7,3% respecto a agosto de 2018”, detalló el Indec.

Pero si el cálculo se hace a precios corrientes, sin contemplar el impacto de la inflación, “las ventas en agosto sumaron un total de 59.715,4 millones de pesos, lo que representa un aumento de 8,4% respecto al mes anterior y un aumento de 51,2% respecto al mismo mes del año anterior”.

En este caso, también se detalló que el 33,1% del total de las ventas (19.743.893 miles de pesos) se realizó mediante el pago en efectivo, lo que representa un aumento del 43,2% respecto a agosto de 2018.

El 26,9% (16.090.078 miles de pesos) se pagó mediante débito, modalidad que aumentó 58,3%, y el 36,5% (21.778.828 miles de pesos) con tarjeta de crédito, cuyo uso registró un incremento interanual de 55,6%.

“Por último, las realizadas mediante otros medios de pago ascendieron a 2.102.609 miles de pesos, lo que representa un 3,5% del total y muestra un aumento del 35,9% respecto al mismo mes del año anterior”, completó el Indec.

Esta fuerte baja de ventas se vincula, principalmente, a la pronunciada caída del salario real (según estimación CEPA, -19,5% en dic-19 vs. dic-15; cálculo en base a RIPTE por su estabilidad), en la que influyó, entre otros factores, la devaluación post PASO.

Además, entre ago-2019 y ago-2018, aumentaron las ventas de los rubros bebidas (36,6%), panadería (46,3%) y verdulería y frutería (39,9%), pero todas por debajo de la inflación del período (54,4%), lo cual significan que, en términos reales, las ventas de estos rubros cayeron.

Por su parte, las ventas de lácteos y carnes crecieron interanualmente 67,1% y 60,2%, respectivamente. En relación al IPC-GBA, lácteos muestra una caída real, ya que sus precios crecieron 74,6%, y carnes una suba, ya que sus precios aumentaron 51,2%.

El índice de precios implícitos para agosto de 2019 mostró una variación porcentual de 63,2% respecto al mismo mes del año anterior, y una variación porcentual de 5,1% respecto al mes anterior.

Los números en San Juan

En San Juan, las ventas totales en supermercados a precios corrientes, acumularon durante agosto pasado un total de facturación de 608.746 millones de pesos, lo cual representa una suba del 47,5%, respecto a igual mes del año pasado. Es decir que quedaron un 15.7% por debajo del índice de precios implícitos, respecto al mismo mes del año anterior y
Sobre 26 bocas de expendio medidas en San Juan, se contabilizaron ventas por $23.413.000 en cada una, lo que hace un total de 741.340 operaciones, con un promedio de ventas por operación de $ 821, superando el promedio nacional de ticket por operación de 775 pesos.
Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes de las ventas totales a precios corrientes fueron: Neuquén, 61,9%; Resto de Buenos Aires, 58,7%; Misiones, 58,5%; Río Negro, 57,9%; Catamarca, 55,7%; y San Luis, 55,5%.

Fuente: El Zonda