“Sé que la venta de órganos es ilegal y más de uno me va a juzgar pero realmente no encuentro otra solución. Estoy desesperada”, indicó la mujer.