Dos hombres mataron a un puma en la zona rural de Santa Elena, Entre Ríos, y publicaron varias fotos en las que posan sonrientes con su cadáver.

«La verdad, no es muy común ver esto porque no es un animal autóctono de la provincia. Pero sí es verdad que un puma representa un riesgo para los animales de granja», dijo a La Sexta Cristhian Graciani, jefe de la Brigada La Paz dependiente de la Dirección Prevención de Delitos Rurales de la Policía de Entre Ríos. «No sabemos si se comieron la carne o no«, agregó.

La Brigada de Delitos Rurales logró identificar a los culpables de la muerte de una especia protegida ya que se encuentra en peligro de extinción y se confirmó que se trata de vecinos de el paraje «El Quebracho».

En las publicaciones se puede ver cómo los lugareños, que ya fueron individualizados por la Brigada de Delitos Rurales de El Quebracho, posan junto al cuerpo sin vida del animal, una especie protegida ya que se encuentra en vías de extinción.

Desde la Brigada La Paz de Delitos Rurales confirmaron el hecho e informaron que quienes aparecen en las imágenes son vecinos de El Quebracho que ya están identificados. Justificaron ella actitud indicando que los mataron porque les causaba perjuicios con el ganado, los pollos y corderos. También confirmaron que se les inició un expediente por caza furtiva ante la Dirección de Fiscalización de la provincia.

Los hombres justificaron el hecho indicando que los mataron porque les causaba perjuicios con el ganado, los pollos y corderos, según indicó Diario Uno.

 

Se les inició un expediente por caza furtiva ante la Dirección de Fiscalización de la provincia. «La verdad, no es muy común ver esto porque no es un animal autóctono de la provincia. Pero sí es verdad que un puma representa un riesgo para los animales de granja», dijo Cristhian Graciani, jefe de la Brigada La Paz dependiente de la Dirección Prevención de Delitos Rurales de la Policía de Entre Ríos. «No sabemos si se comieron la carne o no», agregó.