SANDLERIS ASEGURÓ QUE EL CEPO, «ESTAS MEDIDAS NO SON GRATUITA PARA LA ECONOMÍA»

Esta mañana, luego de anunciar hace apenas unas horas un nuevo cepo cambiario, el presidente del Banco Central de la República Argentina, Guido Sandleris, brindó una conferencia de prensa antes de la apertura del mercado, en la cual admitió que «estas medidas no son gratuitas para la economía». Anoche, la entidad dispuso que las personas físicas sólo podrán comprar hasta 200 dólares por mes por operación bancaria y 100 dólares en caso de hacerlo en efectivo. Esta regulación tiene vigencia hasta el 31 de diciembre.
El director del Banco Central de la República Argentina hablará antes de la apertura del mercado
El director del Banco Central de la República Argentina hablará antes de la apertura del mercado

Sandleris señaló que la decisión de restringir aun más el cepo -que hasta el viernes era de US$10.000 mensuales- tiene como fin «proteger las reservas internacionales y permitir al nuevo gobierno contar con más grados de libertad para la implementación de sus políticas económicas». Además, reconoció que se dispuso ayer por la noche para darle tiempo a los bancos a implementarlo.

El titular del Banco Central arrancó su discurso felicitando al presidente electo, Alberto Fernández, y «a todos los argentinos, por la jornada democrática de ayer».

«El resultado de las elecciones abre una transición entre dos administraciones de distinto signo político, en un contexto de alta incertidumbre económica. Como ya he dicho en otras oportunidades, no es normal que una elección presidencial genere el nivel de incertidumbre y volatilidad que hemos visto en estos meses. Esto no ocurre en otros lugares del mundo», indicó Sandleris.

«La mayoría de los países de la región ha logrado alcanzar ciertos consensos básicos sobre las reglas económicas que hacen que los procesos electorales no afectan a sus economías. Lamentablemente, los argentinos no hemos sabido construir estos consensos básicos que nos protejan contra la incertidumbre que puede generar un cambio de gobierno», agregó.

Sandleris señaló que harán «todo lo que esté a nuestro alcance para asegurar que el Banco Central tenga las herramientas necesarias para continuar desarrollando una política monetaria consistente».

Luego, explicó que la medida de restringir más la compra de divisas tiene que ver con que en los últimos días de la semana pasada observaron un aumento importante en la demanda de dólares, principalmente por parte de los individuos. «Ante el riesgo de que este fenómeno se mantuviera esta semana, que decidimos profundizar los controles en este frente», dijo.

«Sé que esta medida, aun siendo temporaria, es muy estricta y afecta a muchas personas. Su objetivo, repito, es preservar las reservas durante este período de transición, hasta tanto el nuevo gobierno defina sus lineamientos de política económica y se disipe la incertidumbre», comentó.

Finalmente, dijo que «como sucede en todos los países del mundo la coordinación de la política monetaria con el resto de la política económica es clave», y aseguró que trabajará en esta transición para crear un marco adecuado para la coordinación de estas políticas con el nuevo equipo económico.

«En estos años se ha avanzado en la corrección de algunos de los desequilibrios que arrastraba nuestra economía. Se han prácticamente eliminado el desequilibrio fiscal primario y el desequilibrio externo, y se ha revertido gran parte del atraso de las tarifas de servicios públicos. Sin embargo, también es cierto que enfrentamos urgentes desafíos. La inflación ha aumentado luego de los períodos de inestabilidad cambiaria recientes y la actividad económica debe recobrar su dinamismo para así reducir la pobreza. Para ello, es crucial terminar con la actual incertidumbre económica», concluyó.

La transición

Hoy, pasadas las 10, Mauricio Macri recibirá al mandatario electo en la Casa Rosada, en la puesta en macha de la transición tras el triunfo del candidato del compañero de fórmula de Cristina Kirchner.

Anoche, al reconocer la derrota, el Presidente anunció que se comunicó telefónicamente con Fernández y, tras felicitarlo, lo invitó a dialogar sobre la transición en un desayuno que tendrá lugar en Casa de Gobierno.

Si bien la reunión estaba inicialmente pautada para las 8.30, fuentes oficiales indicaron esta mañana que se concretaría a las 10, debido a que ambos se retiraron muy tarde de sus respectivos búnkeres, informa la agencia de noticias Télam.

En los comicios generales de ayer, Alberto Fernández obtuvo el 48,10% de los votos y se consagró presidente electo en primera vuelta, frente al 40,37% obtenido por Macri, con el 97,13% de las mesas computadas

ADEMÁS