Una discusión fue el preludio de un acto caníbal en Hong Kong, ya que un sujeto le arrancó la oreja de un mordisco a un concejal.

 

Al ver lo que ocurría, el concejal Andrew Chiu Ka Yim intentó mediar, pero el agresor le tomó la cabeza con las dos manos, lo mordió y le arrancó la mitad de la oreja izquierda, por lo que tuvo que ser internado. Las primeras versiones indicaban que la parte arrancada no iba a poder ser injertada.


El legislador Andrew Chiu ha sido atacado por un hombre con un cuchillo, el enfrentamiento debido a una discusión política sobre la unidad de China ha terminado con 4 heridos, el legislador ha perdido parte de una oreja.

 

En cuanto a los apuñalados, uno permanece hospitalizado en grave estado. Por su parte, el agresor fue agredido por varios testigos.