El Grupo Puebla pretende “integrar canales de comunicación y trabajo entre dirigentes de toda América Latina con una mirada progresista», dijo Alberto Fernández el lunes pasado, en su visita a México.

El presidente electo inaugura este sábado el encuentro internacional de líderes latinoamericano bajo el lema “el cambio es el progresismo” que se desarrollará todo el fin de semana en Buenos Aires. La contra partida del Grupo Lima.

Alberto Fernández encabeza la reunión del Grupo Puebla en Buenos Aires durante todo el fin de semana. Se trata de una cumbre de líderes latinoamericanos que bajo el lema “el cambio es el progresismo” se plantan como contrapoder de gobiernos de derecha en la región.

El primer encuentro comenzó anoche mientras se conocía la decisión del Supremo Tribunal federal (STF) de Brasil, que determinó la liberación del expresidente Lula da Silva, preso desde hace más de un año y medio; continuará este sábado y se espera que los treinta líderes emitan un documento final el domingo al mediodía.

Según trascendió, habrá siete sesiones de trabajo donde está prevista la participación del ex candidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, hombre cercano a Alberto Fernández, y uno de los principales impulsores del Grupo de Puebla.

También estarán los ex presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; de Paraguay, Fernando Lugo; de Colombia, Ernesto Samper; y de República Dominicana, Leonel Fernández. Además participarán el vicecanciller de México, Maximiliano Reyes; y el ex secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, entre otros dirigentes de 12 países latinoamericanos.

Si bien el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, puede no asistir por los disturbios que ocurren en su país, donde Evo Morales denunció un Golpe de Estado, el encuentro de líderes aportará su apoyo.

El Grupo Puebla pretende “integrar canales de comunicación y trabajo entre dirigentes de toda América Latina con una mirada progresista», dijo Alberto Fernández el lunes pasado, en su visita a México.