El intendente Julian Gil aseguró que llamará a Romina Rosas para la transición y se excusó de no hacerlo hasta ahora. Además aseguró que le dejará un municipio fuerte en lo económico. 

En todos los municipios ya arrancaron con la transición, salvo dos casos: Albardón, con una disputa picante entre Maza Pezé, José Castro y los concejales y Caucete donde la herida de haber perdido las elecciones parece estar abierta aún. Gil aseguró que este jueves va a comenzar la transición en Caucete.

Según el intendente, «a Romina Rosas  no le ha llegado la notificación de la Junta Electoral», por eso no le ha llamado, «cuando le llegue no sólo la voy a convocar sino que le voy a exigir que venga para iniciar la transición», aseguró el intendente saliente. Por su parte Romina Rosas expresó en varias ocasiones que el intendente aún no la llama para iniciar el proceso de la transición.

«Cuando ella reciba el certificado (este miércoles)se la va convocar a trabajar para que asista a la intendencia”, expresó Gil mientras que se comprometió a que, “el jueves la voy a convocarla por nota y la voy a publicar.

«Hay un error de concepto, transición no es cobernar, yo soy intendente hasta el 10 de diciembre», manifestó Julian Gil.

 

Pero también esgrimió otras excusas para no haber comenzado con el proceso de transición, “tengo entendido que no tienen un gabinete definido para que los secretario se de mi gestión se reúnan con los de ella”.

La última vez que los jefes comunales, salientes y entrante se reunieron fue para el aniversario de Caucete. Y salvo Angaco las transiciones se están dando de forma pacífica, incluso en Iglesia donde la campaña fue las más picante de todas, Jorge Espejo, intendente electo y Marcelo «Chelo Marinero» jefe comunal saliente, se juntaron.

En Caucete hubo denuncias y acusaciones  en contra del intendente y la situación se tensó, pero al parecer este jueves deberá comenzar la transición.

Lo que le deja a Rosas

Según afirmó el intendente saliente, “estamos con todo ordenado y dejando las cuentas bien ordenadas. Vamos a dejar un saldo a favor de 25 millones de pesos para la nueva gestión, creo que no hay otro municipio que lo haga, nosotros lo vamos a hacer”.
En esa línea destacó que , “el presupuesto que hemos tenido este año ha estado sobre los 340 o 350 millones de pesos, le dejamos casi un 10% de las cuentas”.