Lo tuvieron que internar en el Marcial Quiroga por las graves lesiones.

Un albardonero de 36 años tuvo un accidente grave tras abrir un tacho que contenía ácido para destapar cañerías.

Según trascendió el accidente sucedió ayer la mediodía cuando Rubén Videla  manipuló el recipiente  y se produjo alguna especie de explosión.

El albardonero ingresó al Hospital Marcial Quiroga  con quemaduras en los antebrazos y rostro. Su estado es reservado, aunque estable.