Un guardiacárcel fue detenido acusado de un aberrante delito: el abusar sexualmente de su propia hija, una beba de 2 años. Además, fue denunciado por amenazar y agredir a su ex pareja.

foto/ Telesol

El penitenciario fue detenido este jueves en el penal de Chimbas en el momento en que estaba trabajando. No se da la identidad del imputado con el objeto de resguardar a la víctima, pero informaron que se trata de un joven de 25 años de Chimbas y tiene el cargo de Subyugante -como un agente- dentro del Servicio Penitenciario Provincial, revelaron fuentes judiciales. El hombre cumplía funciones de seguridad en el Sector I de la cárcel. Es un efectivo nuevo en la fuerza, explicaron.

La denuncia fue hecha el martes último por parte de su ex pareja, con quien convivió durante 7 años y de la que se separó el mes pasado. La mujer aseguró que durante todo ese tiempo sufrió agresiones físicas, verbales y psicológicas, además de reiteradas infidelidades, y no lo denunció antes porque estaba amenazada y tenía miedo, señalaron fuentes del caso. Por otro lado, en las últimas semanas descubrió que el penitenciario estaba abusando sexualmente de la hija de ambos, una nena de 2 años. Al parecer, mediante manoseos. Esto último motivó que recurriera a la justicia para denunciarlo.

Ante la gravedad de la situación, y a partir de algunos indicios, el juez Martín Heredia Zaldo del Cuarto Juzgado de Instrucción ordenó la detención del guardiacárcel.