La Comisión de Reinas de la Vendimia pide que no se haga el festival. Los reclamos se extienden en todos los ámbitos.
foto gentileza Inmendoza.com
«No hay nada que festejar, sin agua no hay vendimia». Tajante, la Comisión de Reinas de la Vendimia se plantó frente a la modificación de la ley 7722 en Mendoza reclamando la suspensión del festival. No fueron las únicas. «Motivamos que la gente exija sin violencia, pero con firmeza, la derogación de la ley 9209 para volver al texto original de la 7722», fue el deseo de Nochebuena de la Asamblea Popular por el Agua frente a la promulgación, por parte del gobernador Rodolfo Suárez, de la norma que habilita el uso de cianuro y ácido sulfúrico para la explotación de la megaminería en Mendoza.
Además de la permanencia de los asambleístas y vecinos en la calles, la reacción ciudadana despertó desde los cooperativistas vitivinícolas a la Iglesia y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).
El documento titulado «En esta navidad se respira lucha», que reunió la expresión de las 16 asambleas Por el Agua de la provincia,  destacó que la fuerza «aún en los momentos más difíciles fue estar organizados» y convocó  a «todos los sectores de la sociedad mendocina se expidan en defensa del agua pura» para exigir la marcha atrás con la norma sancionada de manera exprés «al gobernador Suárez y a la cúpula del PJ» y reconozcan la falta de licencia social para la actividad.