El departamento tuvo un 2019 ardiente en lo institucional que terminó con un exintendente denunciado penalmente y un intendente que se subió el sueldo un 50% y tras las criticas lo bajó.

 

Este 2019 para para Angaco fue un año picante donde cruzaron fuertes declaraciones entre todos y no escaparon a las tapas de los diarios.

Todo comenzó con la ruptura entre el concejal Risueño del PJ, en ese entonces oficialísmo y el exintendente José Castro, del mismo partido.

Tras esa ruptura política en el peronísmo angaquero empezaron los cruces entre ambos líderes. La primera contienda fue por el presupuesto 2018, en ese entonces los concejales modificaron el proyecto del ejecutivo reduciendo en vario millones, acción que trajo cola y que en septiembre llevé al intendente José Castro a incrementar partidas presupuestarias hasta fin de año .

En el contexto de esta discusión muchos contratados no cobraran su haberes y Castro acusó a los concejales de no habilitarles el presupuesto para pagar por lo que se generó un gran revuelta, que terminó con el pago a los municipales pero tras varios días de tensión.

¿Por qué la bronca?

Exintendente Castro y el exconcejal Risueño cuando eran amigos

 

Según el ex intendente Castro José Risueño, el exconcejal estaba enojado por la decisión que tomó José Castro, de poner como candidato a intendente a su joven  hermano Alejandro, quien finalmente perdió las elecciones ante el bloquista Carlos Maza Pezé, actual intendente de la comuna.

Por su parte Risueño criticó la decisión del exintendente pero aseguró que lo que pasaba, era por sus malos manejos como jefe comunal y lo acusó de engreído y de querer hacer todo a su manera sin respetar las formas. “Es licenciado en todo”, apuntó irónicamente.

Ya en ese momento se respiraba una tensión tal, que terminó por estallar al mes entrante. A mediados de octubre, el Concejo Deliberante de Angaco suspendió al entonces intendente, acusado por el Concejal Risueño y con beneplácito del entonces intendente electo Maza Pezé de haber usado empleados y maquinarias municipales para trabajan en una finca en Chimbas.

Horas después de que el intendente fuera destituido, él y sus abogados presentaron un recurso de amparo en el que solicitó que se garantizara su derecho a ejercer el poder como intendente, cargo para el que fue democráticamente electo. Finalmente, la jueza Adriana Tettamanti titular del Juzgado Contencioso Administrativo hizo lugar al reclamo del intendente sus pendido y resolvió que puede volver a ejercer sus funciones.

En este entonces, ya entraba al juego en actual intendente Maza Pezé, quien al sumarse a Risueño como testigo en la denuncia,  lo que generó que José Castro lo acusara de desprestigiarlo para esconder su “inutilidad como mandatario”. Por su parte Maza Pezé aseguró que auditaría el municipio en los primeros meses y  que la gestión de Castro era mala, por lo que temía tener que afrontar deudas, juicios y encontrarse con el parque automotor del municipio destruido entre otras cosas.

Los demás concejales se hicieron parte querellante de la causa en contra de Castro y ahora falta que la justicia determine que sucederá.

El escándalo de Maza Pezé

Asunción. Carlos Maza Peze asumió ayer como intendente de Angaco. El Concejo Deliberante aprobó el miércoles una ordenanza que estableció un aumento de salarios para la planta política. - Angaco aumento de sueldos Carlos Maza Peze
Asunción de Maza Pezé

El flamante intendente y los concejales de la nueva gestión, se subieron un 50% el sueldo a menos de 24 horas de haber asumido, en un contexto de crisis donde desde el gobierno nacional piden austeridad. Lo hicieron apenas asumieron, pero tras 15 días de recibir duras críticas, Maza Peze, dio marcha atrás al aumento de sueldo.

Así, el propio jefe comunal se vio obligado a impulsar la nueva medida, la cual fue aprobada por el Legislativo municipal. Según quedó fijado, la ordenanza fue una respuesta a los reclamos que el intendente recibió por parte de los trabajadores nucleados en el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) y de los vecinos del departamento, que pusieron el grito en el cielo al conocer la suba. De esa manera, los salarios de ese sector político se regirán con el valor que había determinado la administración de José Castro.