Flagrancia lo condenó a trabajo comunitarioy el pago de un resarcimiento económico a su víctima por haber ingresado y robado en su casa.

El Fuero Especial de Flagrancia enjuició por el delito de hurto simple a un ladrón y el resultado fue suspensión de Juicio a prueba por 1 año, trabajo comunitario por 3 meses en la Municipalidad de Capital y reparación simbólica de $3000 a favor de la víctima. Le habìa robado una bordeadora, dos bicicletas y una carretilla.

Todo comenzó el pasado 30 de diciembre,alrededor de las 14.40 horas, cuando dos malechores fueron descubiertos por un agente de la Policía de San Juan que se desempeña en el Grupo especial GERAS y se encontraba de franco ,mientras transportaban dos bicicletas y una máquina bordeadora en actitud sospechosa.

Este agente identificado como Josué Morales, siguió en su vehículo particular a los sospechosos desde calle Pedro De Valdivia a pocos metros de avenida Alem. Los sujetos al advertir la presencia del vehículo que los seguía decidieron tomar caminos diferentes.

Morales siguió al sujeto que llevaba la bordeadora, y pidió apoyo a otro efectivo policial (de CISEM) que estaba apostado en España y Agustín Gómez, y juntos detuvieron a  Roberto Carlos Robledo Molina de 31 años. El arresto se produjo  en calle Agustín Gómez a 50 metros al Oeste de Av. España.

Robledo llevaba con él una bordeadora la cual no pudo explicar su procedencia.

Minutos más tarde el CISEM recibió el llamado de un vecino del Barrio CRAS, ubicado a pocas cuadras del lugar de aprehensión, quien manifestó que le habían sustraído del  patio de su casa, dos bicicletas, una carretilla y una bordeadora de césped cuyas características eran idénticas a la que se le secuestró al detenido Robledo.

La víctima del robo, llegó hasta el lugar donde Robledo estaba aprehendido y reconoció la bordeadora como de su propiedad.

Luego el personal policial inició recorridas por el lugar, en búsqueda del resto del botín y a dos cuadras del lugar del hecho, lograron encontrar la carretilla sustraída la cual fue descartada por los malhechores no sin antes ser percibidos por un testigo que vio a Robledo llevando la bordeadora en sus manos.

El Fuero Especial de Flagrancia enjuició por el delito de hurto simple a Roberto Robledo y el resultado fue suspensión de Juicio a prueba por 1 año, trabajo comunitario por 3 meses en la Municipalidad de Capital y reparación simbólica de $3000 a favor de la víctima. Su compañero de delincuencia escapó.