En el chiismo, las banderas rojas simbolizan la sangre derramada injustamente y sirven como un llamado a vengar a la persona asesinada.

Por primera vez en la historia de Irán, las autoridades religiosas ordenaron izar la bandera roja sobre la cúpula de la mezquita de Jamkaran, en la ciudad sagrada chiíta de Qom, situada a unos 160 kilómetros al sur de Teherán.

La bendera roja simboliza que el país se está preparando para una inminente guerra. “Los que quieren vengar la sangre de Hussein”, se puede leer estampado en la enseña en lengua árabe, lo que representa la sangre derramada injustamente.

En la tradición chiita, la bandera roja simboliza tanto la sangre derramada injustamente como el llamamiento a vengar a la persona asesinada.

Trascendió que es la primera vez en la historia que una bandera roja se levanta en esa mezquita de Qom.