Piden ayuda a la comunidad para poder levantar una casilla en la toma.

Neuquén: Una joven madre junto con su pequeño hijo con autismo debieron instalarse a vivir en una carpa en medio de un asentamiento irregular porque no pueden costear el alquiler. El domingo se vence su contrato, y piden ayuda para poder levantar una casilla. “Mi nene se encierra en la carpa y no sale, se pone nervioso, le da miedo, y tengo temor que pueda convulsionar”, expresó la mujer.

Hasta hoy ambos tenían una piecita que alquilaban en el barrio Anai Mapu, pero con el último aumento se les hizo imposible de pagar y deben abandonar el espacio. La fecha límite es mañana y sólo tuvieron como alternativa un pequeño terreno en una toma al que llegaron con un pequeño bolso y una parrilla para poder cocinar.

“Un hombre me ofreció una porción de su terreno, es chiquito, pero ya instalamos una carpa donde no estamos quedando con mi nene. El alquiler no lo podía seguir pagando, se hizo imposible”, relató a LM Cipolletti Natalia Beltrán de 30 años, quien tiene a cargo a su hijo de 4, Nehuen.

Dijo que está separada del padre del niño, pero que el joven le pasa la mitad de lo que cobra, y que últimamente el dinero fue escaso porque cobraba tarde o no le querían pagar.

“Mañana tengo que desocupar la pieza donde estaba, y tendré que dejar mis cosas en el patio de algún vecino hasta que tenga un lugar. Mientras tanto estamos durmiendo en la carpa. Nehuen, por su problema, tiene mucho miedo a los ruidos y a la gente, y desde que llegamos acá se la pasa encerrado en la carpa. Necesitamos construir algo rápido, porque no sé qué va a pasar si, por ejemplo, nos agarra una lluvia”, expresó la joven.

Natalia trabaja de forma independiente cada vez que puede. Cocina y vende torta fritas y rosquitas, y también hace changas como planchado de ropa o cuidar niños. Toda actividad suma a la economía familiar.

“Por ahora no podría tener un trabajo fijo porque tendría que pagar una niñera, y como es un chico con discapacidad las niñeras son muy caras. Me conviene cuidarlo yo y trabajar cuando puedo por mi cuenta”, añadió.

Dijo que lo más urgente es poder construir una casilla para poder vivir. “Estoy necesitando cualquier material que pueda servir; maderas, chapas, cartones, todo lo que le sobre en sus casas a mí me va ayudar. Mi nene usa pañales XG, alrededor de 4 bolsones por mes, y son muy caros. Si alguien tiene para donar sería de gran ayuda”, indicó.

La joven comenzará mañana con el pozo para utilizarlo como baño. “Voy a construir todo lo que yo pueda, si algún vecino me quiere ayudar, bienvenido sea”, expresó.

Cualquier persona que desee comunicarse con la joven puede llamar al 299 4636488.

Fuente:Imneuquen.com