El ataque ocurre en medio del aumento de tensiones entre EE.UU. e Irán.

El ataque fue confirmado por Teherán afirmando que fue una venganza por el crímen contra el mayor general iraní Qassem Soleimani, asesinado en un ataque aéreo de EE.UU. en Bagdad (Irak) la semana pasada.

«Esta mañana, valientes combatientes de la Fuerza Aérea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica lanzaron la exitosa Operación Mártir Soleimani, con el código ‘Oh Zahra’ al disparar decenas de misiles tierra-tierra sobre la base de las fuerzas terroristas e invasoras de EE.UU.», señalo la Guardia Revolucionaria iraní en un comunicado citado por el medio estatal de noticias, ISNA.

Además, la organización armada aseveró que los aliados de Estados Unidos en la región serán atacados si se emprende alguna acción agresiva desde su territorio, advirtiendo particularmente a Kuwait, Baréin, Arabia Saudita, Jordania e Israel.

https://twitter.com/NewsBreaking/status/1214686622945398784

Por su parte, Washington señaló que es probable que «múltiples sitios» hayan sido atacados por misiles balísticos y de crucero iraníes, incluida la base aérea Al Asad, sin embargo no está claro de qué otros sitios podría tratarse.

Funcionarios estadounidenses confirmaron a ABC News que se han disparado misiles balísticos desde el interior de Irán contra múltiples instalaciones militares estadounidenses dentro de Irak.