Un joven acababa de robarle a un vecino la batería y el stereo de su camioneta, tras haberse escapado, el dueño del rodado lo fue a buscar  a su casa. Luego el ladrón salió con un cuchillo y atacó a la victima, pero este acompañado de su hermano lo redujeron a golpes.

El echo ocurrió a primera hora de la mañana de hoy. Según fuentes policiales, alrededor de las  7:00 horas el sr. Sergio Alejandro Páez, sustrajo la batería y el stereo del automotor marca Fiat Fiorino HJX723 color blanco propiedad del sr. Marcelo Esteban Aguero. Lo hiso aprovechando las precarias medidas de seguridad que posee el rodado.

La camioneta  se encontraba estacionada en la puerta de la casa del damnificado,  en calle Urquiza 3021 (s), B° Victoria Rawson.

Para lograr sustraer la batería el sr. Páez, ahora detenido, cortó los cables que conectan la misma, pero los ruidos ocasionados fueron oídos  Aguero, dueñode la camioneta, quien salió hasta la puerta de su casa y observó como Páez salia en dirección hacia su casa.

Los protagonistas se conocen porque son vecinos desde hace años. Luego de ésto Aguero advirtió los faltantes en su vehículo, por lo que se dirigió inmediatamente hasta la casa de Páez, en calle Soldado Argentino 1455, tambipen en el  Barrio Victoria a 80 metros del domicilio donde estaba la camioneta.

Al llegar  ala vivienda, Aguero fue atendido por Roberto Páez (padre del delincuente), a quien le comentó lo sucedido mientras exigía la entrega de la batería y el stereo, pero el padre le dijo que su hijo se encontraba durmiendo, por lo que  Aguero se retiró hacia su casa.

Cuando iba por  la esquina de calles Soldado Argentino Urquiza,  Sergio Páez lo abordó corriendo con un cuchillo, ocasionándole un corte en una de sus manos. Pero no quedó ahí, Agüero respondió el ataque y se produjo una gresca y acompañado por  su hermano pudieron reducir a Páez dando aviso telefónico al 911, por lo que inmediatamente se hizo presente un móvil policial en el lugar y aprendieron Sergio Páez.

La policía fue después a la casa del ladrón y Roberto Páez entregó de forma voluntaria una batería y un stereo argumentando que los había llevado al domicilio su hijo Sergio y que no eran de su propiedad. Dichos efectos luego fueron reconocidos como de su propiedad y como los que le fueran sustraídos por Marcelo Aguero.

Intervino en los hecho  personal de la SubComisaría V° Hipódromo y por parte de lajusticia intervienen:  Mariano Carrera (Ayudante Fiscal), Gladys Capdevilla (Agente Fiscal) y Fabrizio Médici (Fiscal Coordinador).