“Hay un intento de volver al programa original, son 311 productos. Si bien todavía falta para que volvamos a tener Precios Cuidados como en el año 2015, es una canasta mucho mejor pensada que la del macrismo“.

El programa tiene como finalidad funcionar como un precio referencia: Lo que significa es que para un consumidor ese producto, que tiene que ser un producto representativo de un rubro, tiene que funcionar para indicar cuánto es el valor que tienen que estar el resto de productos de un mismo rubro. Por ejemplo, el arroz estando en Precios Cuidados, no puede diferenciarse demasiado de otros productos que no están en precios cuidados”.

“Lo que hace la Secretaría de Comercio es analizar cuáles son los costos, en conjunto con las empresas, analizando el margen de ganancia razonable, entonces se acuerda un precio justo. Los productos de Precios Cuidados se intenta que sean productos que consume la mayoría y que tengan un balance precio-calidad razonable“, explicó la economista.

Por otro lado agregó que “no basta solo con el plan”, para reactivar la economía. “Es algo que puede ayudar para desincentivar la inflación a corto plazo, pero sobre todo tiene efecto sobre la dispersión de precios, y también sobre el nivel de precios: abaratar los precios de la economía“, concluyó.

Pasó en Caput #Transmisión de verano