El intendente Baistrocchi, acompañado por su gabinete, concejales, ministros y diputados provinciales participó de la celebración de la misa en honor de las almas fallecidas por el fenómeno natural que devastó San Juan.

En la tradicional parroquia convento de Santo Domingo se ofició la solemne misa en conmemoración de las almas de los diez mil sanjuaninos fallecidos en el evento telúrico más destructivo de la historia del país.

La ciudad desapareció por completa, por el movimiento que registró una intensidad de 7,4 grados en la escala de Richter, a una profundidad de apenas 11 kilómetros.

El obispo Claudio María Domínguez dio un emotivo mensaje tras las lecturas bíblicas, invitando a reflexionar y hacer memoria con esperanza.

“Les propongo desde esta eucaristía hacer memoria por las almas. Hacer memoria no es un simple recuerdo nostálgico. Es la memoria del corazón dónde se forja la identidad y el compromiso y eso se transforma en un compromiso. Es lo que el papa Francisco llama memoria deuteronómica. Esto nos permite acceder a nuestra identidad como sanjuaninos. Hemos quedado marcados por ese dolor y también por la capacidad de reponerse a la adversidad”, dijo el hombre de fe.

“Los valores de solidaridad fortaleza se deben ir entramando en lo que somos hoy. Eso no viene de generación espontánea sino de esa sociedad que no permitió que el temblor destruyera el compromiso social. Es una memoria agradecida”, dijo Domínguez.

A continuación, propuso a los miembros del gabinete provincial y municipal a activar esa memoria, e infundir esperanza y aprendizajes en las generaciones futuras.

A la misa asistieron el diputado provincial Eduardo Cabello, los ministros de Obras, Julio Ortiz Andino; de Gobierno, Fabiola Aubone y de Minería, Carlos Astudillo; junto a diputados nacionales Graciela Caselles y Walberto Allende, en compañía de otros funcionarios del Ejecutivo Provincial.

El intendente Emilio Baistrocchi estuvo acompañado por el secretario de Gobierno Horacio Lucero; el secretario de Hacienda, Sebastián Pacheco; el secretario de Ambiente y Servicios, Javier Rodríguez; el secretario de Planificación, Paul Cárdenas; el presidente del Concejo Deliberante Ariel Palma, los concejales Beatriz Muñoz, Irene Romera, Alfredo Nardi; el secretario administrativo del Concejo Deliberante Roberto Correa Esbry y demás funcionarios del gabinete.

La misa tuvo el momento más emotivo a las 20:52; con el toque de queda en sentido recuerdo de los difuntos del terremoto.