Los jachalleros, sufrieron una tormenta muy fuerte, que incluyó granizo, techos dañados y muchas viviendas con filtraciones. Si bien hubo intervención del Estado, no tuvieron que evacuar a ninguna familia.

La tormenta acompañada de fuertes ráfagas de viento y actividad eléctrica azota la ciudad de Jachal y localidades aledañas. En algunos casos, la lluvia trajo alivio para muchos, mientras que para otros hubo algunas calles inundadas, autos varados, y corte en el suministro de energía eléctrica.

Fotos/Eli Espejo