Salieron a la luz facturas millonarias que el club que presidió hasta diciembre Daniel Angelici pasaba a la empresa de agua y saneamiento.

 En lugar de invertir en llevar agua potable y cloacas a las ciudades del Conurbano bonaerense -una de las promesas de campaña de Cambiemos-, AYSA, la empresa de agua y saneamiento de la Nación, desembolsó hasta 3.2 millones de pesos por año para hacer relaciones públicas a través del club Boca Juniors, que hasta diciembre presidió Daniel Angelici.

El escándalo salió a la luz cuando la nueva conducción de la empresa estatal, elcabezada por Malena Galmarini, prohibió que se efectuaran los pagos millonarios. Se filtró incluso una factura del club por 2 millones de pesos en concepto de “Contrato de sponsoreo” desde septiembre de 2019 hasta agosto de 2020.

El sponsoreo aludido consistía en la invitación de periodistas a la cancha durante la gestión de José Luis Inglese, el funcionario designado por Mauricio Macri. “Una empresa que debía extender el servicio de agua en el Conurbano gastaba plata invitando periodistas a la cancha bajo el nombre de un programa que se llamaba Experiencia Boca”, dijeron fuentes de la nueva gestión.

Incluso Sergio Massa habló del tema. Cuestionó “una que se tendría que dedicar a poner caños de agua para la gente que no tiene agua, dar un buen servicio de agua y cloacas, le pagaban tres millones, doscientos mil pesos por mes al club Boca Juniors, para invitar periodistas a la cancha de Boca”.

El estado en que la gestión Macri dejó AYSA es calamitoso. La empresa tiene una deuda de 14 mil millones de pesos y quedó muy lejos de garantizar el acceso de la población a agua y cloacas.

Por lo pronto, Galmarini ya dio la instrucción de interrumpir los pagos. Así consta en una nota dirigida al director de Finanzas y compras, Jorge Ripoll, en la que ordenó que «tenga a bien abstenerse de realizar pago alguno» y instruyó a que Asuntos Jurídicos tome intervención.