El accidente fue terrible y se cobró la vida de un conductor de 60 años.

 

José Bobadilla, de 60 años, es el hombre que manejaba su auto Chevrolet Corsa por calle Mendoza -de sur al norte-, cuando llegando a la intersección con Calle 7, observó un control policial, quiso frenar de forma repentina pero el auto no cedió, se le cruzó la parte trasera, cambió de carril, dio un vuelco, se estrelló con un sifón y murió instantáneamente.

Según contaron fuentes policiales, Bobadilla viajaba en soledad e iba a alta velocidad. Por eso al ver a los efectivos quiso frenar pero no le alcanzó el tiempo para hacerlo adecuadamente. El rodado quedó dado vuelta, al lado del sifón. Una grúa debió llegar al lugar para transportar el vehículo que estaba destrozado.

El hecho ocurrió sobre las 22:30 del miércoles último e intervino personal policial de la Comisaría Séptima. También trabajó personal de Criminalística para levantar el cuerpo y trasladarlo a la Morgue Judicial y para realizar las pericias legales correspondientes.