El músico salió al cruce de las declaraciones que hizo el intendente de Chilecito, que había dicho que con ese presupuesto compraba una ambulancia para la localidad. «Lo único que espero es que finalmente se compre la ambulancia», dijo el bahiense

Abel Pintos  se presentó en el madrugada del viernes ante un anfiteatro repleto en el Festival de Jesús María que no paro de repetir y corear sus canciones. El bahiense también acaparó la atención en las redes sociales y fue tendencia en Twitter durante la semana no por lo artístico sino por una polémica respecto de los honorarios que cobra por sus presentaciones.

El debate surgió por las declaraciones del intendente de la localidad de Chilecito, La Rioja, Rodrigo Brizuela y Doria, que se despachó contra el cantante y su manager al afirmar: “Con lo que pide Abel Pintos compramos una ambulancia”.

El funcionario municipal declaró que el cantante había presupuestado honorarios por “100 mil dólares para cantar cuarenta minutos” en el Festival Navidad en los Cerros, el 17 y 18 de enero en la localidad riojana.

foto/prensa Abel Pintos

«Me parece una cosa muy loca que cante unos minutos y luego se vaya a casa con seis millones de pesos» se quejó Brizuela y Doria. Y agregó: “Así nunca van a surgir nuestros artistas si no los valorizamos. Soy enemigo de ese tipo de festivales, el éxito pasa por otro lado. El municipio no está para hacer eventos. El Estado está para brindar soluciones». Además, dijo que con ese dinero «resolvieron comprar una ambulancia».

Al respecto, el bahiense rompió el silencio en Jesús María al ser consultado por la prensa. Abel dijo al diario La Voz del Interior que “nunca nadie de esa ciudad se comunicó con mi manager”.

Consideró que “no tengo mucho que opinar. No tengo en claro cuáles fueron las intenciones de quien declaró esa supuesta contratación”. Y continuó: “Todo lo que se habló a partir de eso son cosas que no tengo que aclarar ni poner en debate”.

Pintos luego amplió: «A partir de ahí, todo lo que se dijo y lo que se habló fueron consideraciones de gente que no sé qué intenciones tuvo. De mí se dicen muchas cosas, se van a seguir diciendo o se pueden decir. Yo me ocupo de las cosas que me tengo que ocupar».

Por último, Abel sostuvo: “Le mando un abrazo muy grande a la gente de Chilecito. Me conocen muy bien y hemos compartido mucha música juntos. Después de todo, lo único que espero es que finalmente se compre la ambulancia», finalizó.