Un barrio de 9 de Julio es acosado por fantasmas,  un presunto espíritu lanza objetos de todo tipo a los vecinos,  la policía investiga. 

Los vecinos  hace dos semanas que no duermen  y tampoco quieren salir de sus casas. Es que todas las noches, los vecinos de un barrio de 9 de Julio son apedreados durante cuatro horas por una extraña presencia que se esconde en los fondos de las casas.

Según explicaron los vecinos del barrio Bilbao II a la Policía, los episodios se repiten todas las noches a la misma hora: desde las 2 hasta las 6 de la mañana. En ese lapso, una lluvia de piedras que son lanzadas a una velocidad sobrehumana caen a sus casas y cuando salen a ver de qué se trata no ven a nada ni a nadie, pero las piedras no dejan de caer.

Sólo en una oportunidad, uno de los vecinos vio entre las plantas de su fondo la figura de un hombre, todo vestido de negro, de polo corto que lo miraba fijamente y, según relató, cuando lo quiso atrapar se esfumó entre los matorrales.

Tal es el acoso que denuncian los vecinos por parte de esta presencia, que uno de los hijos de una de las vecinas terminó herido luego de que una de las piedras impacte contra su cabeza.

Los vecinos ya denunciaron ante la Policía, quienes investigan para saber de qué se trata.