Las temperaturas en 2019 fueron las segundas más altas desde el primer registro en 1880. Se trata del análisis de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. A nivel mundial, las temperaturas de 2019 fueron superadas sólo en 2016 y continuaron la tendencia de calentamiento en el planeta.

 Los científicos han concluido que el aumento se debe principalmente al aumento de las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas.

El año pasado, fueron 1.8 grados Fahrenheit (0.98 grados Celsius) más cálidos que el promedio de 1951 a 1980, según los científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA en Nueva York.

«La década que acaba de terminar es claramente la más cálida registrada», dijo el director de GISS, Gavin Schmidt. «Cada década desde la década de 1960 claramente ha sido más cálida que la anterior».

Desde la década de 1880, la temperatura de la superficie global promedio ha aumentado y la temperatura promedio ahora es más de 2 grados Fahrenheit (un poco más de 1 grado Celsius) por encima de la de fines del siglo XIX. Como referencia, la última Edad de Hielo fue aproximadamente 10 grados Fahrenheit más fría que las temperaturas preindustriales.

El aumento de las temperaturas en la atmósfera y el océano está contribuyendo a la pérdida de masa continua de Groenlandia y la Antártida y al aumento de algunos eventos extremos, como olas de calor, incendios forestales, precipitaciones intensas.