En el día 13° de paro, la UTA llamó a una asamblea general que tuvo, desde temprano, un fuerte operativo de seguridad rodeando a la sede del sindicato, en el Centro de Córdoba capital.

Y que terminó frente a la Municipalidad con incidentes, contenedores incendiados, tiros de la Policía y ocho detenidos.

«No vamos a ceder un solo centavo del sueldo de los compañeros», afirmó Carla Esteban, titular del gremio, quien agregó que no han recibido ninguna convocatoria de parte de la administración de Martín Llaryora para discutir cómo seguir.

Esteban se refirió así a la propuesta de la Municipalidad  que busca que los choferes cobren el 88% de su sueldo, para mantener los puestos de trabajo, y así destrabar la situación que mantiene al servicio paralizado. 

Frente a la sede del gremio, hubo un fuerte operativo policial con autobomba y camión antimotines. Además, había un vallado sobre calle Vélez Sársfield para evitar el corte de la calzada completa.

La convocatoria había sido realizada por Esteban y tenía como objetivo discutir los pasos a seguir luego de que la Municipalidad diera a conocer su intención de declarar la «emergencia del transporte pública».

«En Córdoba están poniendo de excusa la pandemia para hacer un desmadre en todos los sindicatos», dijo Esteban. 

Y adelantó: «Si los empresarios no me llaman ahora para decirme que está la plata para los salarios, esta asamblea decide continuar el paro».

Por otra parte, Esteban ratificó que no tiene diálogo con la Municipalidad. «Está cortado», afirmó.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.