Este año han trabajado apenas 15 días y no creer que con la vuelta de las clases se soluciones el problema. Algunos ya piensan en vender sus movilidades. Quieren que el Gobierno controle a los móviles truchos y es exima impuestos.

Durante la mañana de hoy, propietarios de transportes escolares van a proestar por las calles sanjuanininas reclamando soluciones para el sector en el marco de la pandemia que los ha golpeado fuertemente.

Es que este año han trabajado apenas 15 días en marzo y desde ahí hay que contar que no trabajan desde finales de noviembre el año pasado.

Desde el sector le reclaman al Gobierno provincial que los ayude con un subsidio y que salgan a controlar en los departamentos alejados, a los transportes truchos, o sea que no tienen las habilitaciones correspondientes para poder ejercer.

Es que obtener las habilitaciones y mantener a los vehículos en regla significa un gasto mayor que el que tienen los que ejercen el trabajo sin estar habilitados, por lo que se genera una competencia con desventajas para los que están en regla.

Además, piden no paga algunos impuestos por la situación que ha generado la pandemia que tiene las escuelas cerradas

Proyectan un oscuro futuro

Los transportistas escolares no creen que con la vuelta presencial de las clases vayan a recuperarse ya que tras más de 110 días de trabajo no podrán llenar sus movilidades.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.